1º Encuentra el mejor material de estudio:

Es muy importante que antes de que comiences a ponerte a estudiar una oposición, recopiles todas las características que consideres oportunas como pueden ser el tipo de temario, número de plazas, posibles destinos, sueldo y todas aquellas dudas que puedan presentarse. En las librerías y en internet podrás encontrar un gran número de temarios sobre oposiciones, pero escoger el adecuado no te será tarea fácil ya que en muchos casos no se encontrarán actualizados. Debido a lo extenso de los temarios de las distintas oposiciones, sería aconsejable que no estudies por libre ya que en muchas ocasiones estarás perdiendo el tiempo estudiando ciertas leyes/artículos que no valdrán la pena. Déjate aconsejar por un buen centro de oposiciones como

www.campusdeoposiciones.com que te guíe y oriente sobre cuales son aquellos puntos donde debes centrar tus esfuerzos.

2º Fíjate unos objetivos:

Debes marcarte desde un principio unos objetivos tanto a corto como a largo plazo para conseguir tus objetivos. Como ya te hemos comentado, las oposiciones son duras y debes aprender a tener paciencia y NUNCA desmotivarte. Fíjate una meta y recuérdate constantemente las razones por las que tu esfuerzo vale la pena. Si hace falta llena tu lugar de estudio con frases motivadoras que te hagan recordar porque lo estas haciendo.

3º Establece un hábito:

Preparar una oposición debe ser como tener que comer o ir a trabajar. Debe ser algo rutinario, lo que implica que debes marcar las horas del día que vas a dedicar al estudio. No lo dejes todo para el último mes, debes ser constante todos los días. El éxito de unas oposiciones se consiguen con un trabajo constante y nunca por ninguna situación se debe abandonar las horas que le dediquemos. Planifica el horario de la semana y marca las horas libres que puedas dedicar al estudio.

4º Escoge un buen lugar de estudio:

Da igual el lugar, lo que importa es que te sientas cómodo para estudiar. Lo mejor es que evites lugares ruidosos o que puedan hacerte distraer. Rodéate de todo aquello que te haga sentir bien, ya sea una taza de café o una pelota de anti estrés.

5º Descansa:

Preparar unas oposiciones es una carrera de fondo, así que dosifica tu esfuerzo para llegar en plena forma a la recta final. De poco sirve que te machaques al principio y que abandones a medio camino. Así que, descansa las horas que consideres necesarias y realiza paradas cada 3 horas de estudio durante al menos 5 a 10 minutos en los que puedes darte un pequeño paseo o relajarte mirando otras cosas.

6º Elige una buena técnica de estudio:

Somos conscientes de que en el conjunto de los temarios, existen algunos “huesos” que son difíciles de asimilar o entender. Es por ello que debes utilizar diversas técnicas de estudio para que puedas memorizarte mejor algunos datos como pueden ser mediante pequeños esquemas, resúmenes, cuadernos de memoria.

No estudies leyes o artículos sin intentar comprenderlos. Es muy importante a la hora de enfrentarte a un examen tipo test que no solo memorices sino que también entiendas el concepto ya que algunas preguntas podrían venir con trampas que debes de estar atento.

7º Rodéate de otros Opositores:

El largo camino que conlleva estudiar una oposición es fácil que te puedas desmotivar debido a las largas horas de soledad. Te recomendamos que intentes rodearte de otros opositores ya que al encontrarse en tu misma situación os apoyaréis  mutuamente. Asimismo, es una buena manera de intercambiar aspectos de estudios y entre todos poder aportar datos que en algunas ocasiones pudieras obviar.

 Cuídate:

Preparar una oposición conllevará un gran esfuerzo y tu cuerpo y mente deben estar preparados al 100%. Intenta sacar tiempo para realizar cualquier tipo de  ejercicio que te guste, tu mente te lo agradecerá enormemente. Rodéate de tu familia, tu perro o cualquier cosa que te haga sentir feliz. Este es un camino muy solitario y vas a tener que necesitar dosis extras de motivación.

9º Constancia:

Es el mandamiento más importante y a la vez el más difícil. Por nuestra experiencia personal y la de los alumnos que han pasado por Escuela del Henares, la constancia es el santo grial para aprobar una oposición. De nada te servirá intentar apretar los últimos meses ya que es muy difícil que puedas asimilar toda la información que acarrea el temario de unas oposiciones. Recuérdalo siempre, CONSTANCIA!!!!!

 

1 Confía en ti:

Es duro, lo sabemos, pero ten paciencia y no te desmotives. Confía en ti, en que serás capaz, que todo este esfuerzo valdrá la pena y que alcanzarás tu sueño. Motívate con lo que haga falta, llénate de orgullo y lucha por lo que siempre has querido.

“El Esfuerzo es Temporal, el Éxito es Eterno” , Dítelo a ti mismo todos los días.