Medirse correctamente

El otro día tuve una charla con una chica que quería conocer nuestro método en la preparación de oposiciones de la que tantos hablan..

La conversación fue así…

– “Es que avanzo muy lento y estoy con mucho bajón”

– Le pregunté que cómo sabe que avanza lento.

– Ella me respondió que en una semana quiere quitarse un tema y no lo conseguía. Voy muy lenta. La gente a quien pregunto en mi academia lo lleva todo al día y tenía por eso la sensación de que no avanzaba.

En esa respuesta veo muchos problemas de raíz. Voy a destacar algunos.

1º Problema: Compararse sin medirse a uno mismo

Su afirmación de que va lenta al menos debe cuestionarse

¿Por qué? Porque no me lo sostenía con datos reales sino en dos elementos que aseguran un tortazo en la oposición:

Compararse con el que dice que más avanza de la academia. Una clave para amargarse la existencia en el estudio es compararse con los demás y asegurarse de que tú pierdes siempre.


Es lo que hacía ella.

1º, puede estar mintiendo el que dice que lleva muy avanzada la oposición.
2º que igual en su agenda hay muchos más espacios para dedicarlo al estudio y obviamente le echa muchas más horas a ello.
3º que igual lleva más tiempo que ella.

Realmente no tenía ni idea del contexto ni de la persona con la que se está comparando.

 

2º Problema: Se mide por sensaciones

“Tengo la sensación de que no avanzo”.

El problema aquí es la palabra “sensación”.

¿Por qué?

Porque las sensaciones son medidas abstractas y no aplicables en casos en los que podemos medir con números.

Es un poco como en el proceso de hacer un pastel. Que como no midas las cantidades y lo hagas a ojo no te sale absolutamente nada.

– Mmmm tengo la sensación de que necesita un par de cucharadas más de azúcar  y una más de levadura…

¿Crees que por las sensaciones te va salir?.

Te quedas sin pastel.

Las sensaciones para el disfrute de los placeres que te puede dar la vida, y ya está.

Bueno, pues la contesté lo siguiente tras medirme “sus sensaciones”

“Para medir la velocidad de estudio las sensaciones no valen para nada.

Si te fías de ellas estás vendida.”

En psicología esto se llama razonamiento emocional y es una “distorsión” del pensamiento que puede pasarte factura en forma de desmotivación. Y la desmotivación es la peor enemiga de la preparación de oposiciones. Es la que te va a sacar de la carretera. La que te va a hacer levantar de la mesa. La que te puede hacer decir “hasta aquí”.

Un 3º problema. Las expectativas. 

Le pregunté en base a qué ha decidido que estudiar 1 tema a la semana es “avanzar bien”

La respuesta que eso es lo que tenía que estudiar para saberse bien el temario.

Le sugerí que fuéramos al mundo real…

Y le hice una batería de preguntas:

-¿Estudias a la vez que trabajas?
Sí.

-Enseñame tu horario de trabajo y de estudio
No lo tengo.

-¿Sabes el nº de horas reales que estudias a la semana?
No.

-¿Dime a qué horas sueles estudiar y por cuánto tiempo?
Pues no se…. cuando tengo un hueco.

-¿Qué haces cuando te pones a estudiar? ¿Cómo estudias tus test? ¿Y la parte de desarrollo? descríbemelo con pelos y señales.

-¿Qué haces justo antes y después después de estudiar? descríbemelo con pelos y señales.

Le hice algunas preguntas más….
Y la mayoría no me supo contestar.

Sin embargo ella pensaba que estudiaba lenta por su “sensación”.

Solución: El Método

 

Debe confiar en un método, confiar en uno mismo y no mirar a los lados para compararse con compañeros sin contextualizar las circunstancias de cada uno.

 

Qué método?

  • Planificar
  • Agendar semanalmente y cumplir escrupulosamente con la agenda.
  • Fijar objetivos (Marcar un 60% de respuestas acertadas en simulacros de examen)
  • Obtener resultados
  • Mejorar el resultado en el siguiente repaso.

 

Hay que medirse en el proceso de la preparación. Pero para medirse hay que planificar qué es lo que vamos a medir y organizar las metas. Ir consiguiendo las metas personales hace que la motivación aflore, siendo ésta la mejor compañera en el camino. Motivación, confianza en uno mismo y nunca compararse con nadie sin contextualizar.

 

El método del campus www.campusdeoposiciones.com que seguimos se denomina Gokoan, integrado en nuestro sistema para que tú, el aspirante, puedas planificar, agendar y medir el avance de manera objetiva asistido por la Inteligencia artificial. 

 

No hay que autoengañarse, no hay que medirse por sensaciones, si no quieres despertar la desmotivación, la que te va a hacer parar, salirte del camino o levantarte de la mesa. Coge el símil que quieras.

 

Mientras dejas que otros sigan….